VIERNES POR EL PLANETA | Proyecto Roble – Revista Juventud

Con este título de “viernes por el planeta” queremos iniciar una seguidilla de artículos e informaciones alrededor del tema ambiental con la mira de crear una opinión informada entre nuestros lectores.

El nombre lo hemos tomado de la propuesta de Greta Thunberg la chica Europea que decidió iniciar jornadas a favor del medio ambiente  llamar la atención de la ciudadanía y los dirigentes gubernamentales de la imperiosa necesidad de revertir los profundos efectos derivados del cambio climático. Su iniciativa “Fridays for future” ha sido de gran impacto para llamar la atención de los jóvenes y de las autoridades a actuar urgentemente para revertir el cambio climático.

En Colombia jóvenes como Francisco Vera el niño ambientalista de 12 años también ha enarbolado la voz pidiendo a los gobernantes y a la ciudadanía emprender acciones a favor de la naturaleza. A sus escasos años Tanto Greta Thunberg como Francisco Vera tienen bien claro que Vale más un instante en favor del medio ambiente que dejar que los bárbaros tomen la naturaleza como botín de guerra y acaben hasta el nido de la perra y nos dejen un tierrero.

El momento es desastroso y vamos a dar solo unos pocos ejemplos de la terrible situación de destrozo a los recursos naturales solo en Colombia. La selva amazónica Colombiana perdió 52 mil hectáreas en el primer semestre de 2022 y esto trae consigo la aparición de enfermedades zoonoticas, es decir derivadas de animales y la perdida de la biodiversidad. A lo anterior habrá que agregar el desequilibrio en el clima mundial en el cual la Amazonía es absolutamente clave. 

El Bosque Andino colombiano ha sido deforestado en 10% más en el primer trimestre del 2022 comparado con las cifras de 2021. La deforestación de la zona Andina se prevé más grave dado que el 75% de la población vive en esta zona y su suministro de agua depende de ecosistemas tales como los páramos que son verdaderas fábricas de agua. El 70% de la población colombiana depende del suministro de agua de los páramos. Por esto es tan clave defender estas zonas de embates como la minería y la ganadería o la agricultura. En las recientes  luchas por preservar estos ecosistemas han dado en decir con toda razón Que “nuestro oro es el agua”.

Como no nos queremos centrar solo en enunciar amenazas contra el medio ambiente, resaltaremos acciones puntuales para la defensa del medio ambiente.

Existe en la actualidad un sistema de parques naturales nacionales con alrededor de 56 áreas protegidas que son la columna vertebral de la conservación; a esto se suman áreas protegidas de alcance departamental como los distritos de conservación y muy importante una red de reservas de la sociedad civil que aportan muchísimo a la salud general del medio ambiente.

La pregunta de cierre del presente artículo es: ¿Qué puedo yo hacer para participar y aportar mi grano de arena en la conservación? Oímos opiniones y estaremos, en próximos viernes, informando y aportando elementos de juicio para buscar mejorar la salud del planeta.

En Alianza con Revista Juventud
Notas De Cristal Para Una Generación En Construcción. 

Revista Juventud, notas de cristal para una generación en construcción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio