GRANDES OPORTUNIDADES AMBIENTALES DE LATINOAMÉRICA | Revista Juventud y Proyecto Roble

Muchos pensadores y ahora muchos influenciadores han manifestado en diversas épocas que el futuro del planeta está en una u otra región. Nosotros desde la dirección de la Revista Juventud pensamos que Latinoamérica será el continente del futuro dado que su población joven, que sí se educa con mejores niveles de calidad será protagonista de tremendos campos de nuevas empresas basadas en Economía verde, economía circular y ante todo desarrollo sostenible.

Veamos algunos ejemplos de la región: En Costa Rica el país ha entrado a ser una potencia en turismo de naturaleza basada en su biodiversidad y son los jóvenes los protagonistas de trabajos como la Isla de las tortugas en donde trabajan por preservar las especies de tortugas marítimas y generan esquemas de turismo sostenible y responsable.

Toda la ola de estudio, avistamiento y turismo basado en la observación de las aves están encabezadas por jóvenes entusiastas que desarrollan censos, participan de congresos y realizan los “Global big days” que son días para visualizar la riqueza de aves de la región.

UNICEF ha establecido alianzas con muchas organizaciones locales para empoderar a los jóvenes en el trabajo ambiental y para enfrentar la crisis por el cambio climático.

Naciones Unidas también ha trabajado en la región para resaltar los trabajos de los jóvenes y crea alianzas estratégicas locales por ejemplo en Colombia con el ministerio de ambiente y el instituto Humboldt; en recientes encuentros la conclusión de los jóvenes es: “más allá del problema también somos la solución”.

Los carros del futuro inmediato serán eléctricos y para esto el mineral deseado es el litio, y América del sur tiene la fortaleza de poseer el triángulo del Litio en Bolivia, Chile y Argentina que alberga por lo menos el 85% de las reservas mundiales. Países de todo el Continente avanzan en establecer fábricas o ensambladoras de carros eléctricos y son los ingenieros jóvenes los más diestros en todas estas nuevas tecnologías.

México, Brasil y Colombia están a la cabeza del número de carros eléctricos rodando por sus carreteras y avanzan decididamente en la fabricación de los mismos.

En materia de producción de energía solar, eólica e hidroeléctrica la región tiene todas las bondades necesarias para ser potencia y las universidades avanzan en formar ingenieros, tecnólogos y técnicos que sean los artífices de timonear el cambio de matriz energética.

Latinoamérica es aún un continente verde con extensos recursos naturales, mares, islas y costas, selvas y bosques. La región tiene una gran riqueza biológica y ese es su gran potencial unido a la población joven que crece más. Sí a esto unimos iniciativas de cero matrícula y educación gratuita en muchos países del área, tendremos un escenario positivo deseable. El balón está en la cancha de los jóvenes.

“En América Latina y el Caribe la población de jóvenes es cercana a los 160 millones de personas y en varios países de la región su proporción seguirá aumentando significativamente en las próximas décadas” ha expresado el foro de la CEPAL 2030.

El futuro debe ser verde en su visión y los campos de trabajo deben ser redefinidos para avanzar sin destruir el medio ambiente. 

En Alianza con Revista Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio